Entrenamiento con Kettlebells

¡He vuelto! Sí, sí.. se que los he tenido un poco abandonados aquí por mi blog, pero es que hemos experimentado tantos cambios estos últimos meses en Interactive Fitness Center, la mudanza, la expansión, la contratación de nuevo personal, la inclusión de nuevos servicios… ¡en fin, un sinnúmero de cosas buenas! Pero bueno, ya de vuelta en mi blog y con muchas ganas de compartir mis consejos, artículos interesantes, novedades, recetas saludables y muchas cosas más.

Hace días quería escribir esta entrada, porque me parece súper importante que quienes me siguen y estén deseando ponerse las pilas y entrenar, se familiaricen con todo lo que tenemos y ofrecemos en Interactive Fitness Center.

¿Has visto o escuchado hablar del entrenamiento con las pesas Kettlebells?

¡Son geniales! Las pesas kettlebells o pesas rusas como algunos suelen llamarles, son diferentes a las pesas o mancuernas tradicionales que todos conocemos, lo que las hace distintas es que su centro de gravedad es externo a la mano, entonces esto te permite mayor agilidad, movimiento y coordinación, a su vez hacen que el peso sea más difícil de controlar, pero esto es lo que las hace más efectivas a la hora de entrenar, ya que involucran todo el cuerpo, mejorando el equilibrio, capacidad aeróbica, además fortalecen el cinturón abdominal y por si fuera poco ayudan a tornear, tonificar y desarrollar músculo.

Con las kettlebells podemos lograr un entrenamiento duro, fuerte, pero al mismo tiempo divertido,  porque involucramos movimientos y ejercicios dinámicos. ¡No hay campo para las rutinas aburridas!

Al entrenar con las kettlebells debes ser muy cuidadoso y preferiblemente si no tienes mucha experiencia, es mejor que lo hagas bajo la supervisión de un profesional, ya que al mover tantos kilos las pesas agarran mucha velocidad y podrías tener un accidente si no las utilizas adecuadamente. Por eso te invito una vez más a entrenar con los mejores, te invito a que te unas a Interactive Fitness Center, te prometo que estarás más que feliz de ejercitarte y ponerte en forma con nosotros.

_JF_1971-Edit-12

Síguenos en Facebook, dónde siempre hay muchísima información de valor, compartimos promociones y te mantenemos al tanto del día a día de nuestro gimnasio.

¡Nos encontramos pronto!

Besos,

Marce.

¡No serás Hulk, pero sí La Mujer Maravilla!

20160307193037

Ya lo dice John Gray… “Las mujeres son de Venus y los hombres de Marte”, y es que el autor de este libro no estaba para nada equivocado, de verdad parece ser que somos de planetas diferentes, tanto así que hasta en el gimnasio somos mundos apartes.

Por un tema de Evolución para nosotras las mujeres siempre es más difícil perder peso y aumentar masa muscular, nuestro metabolismo y nuestras hormonas que siempre son protagonistas para bien o para mal en cuanto a cambios en nuestro sistema se trata. Las mujeres fueron diseñadas con más grasa para poder tener reservas y alimentar a sus hijos, mientras que los hombres tenían más masa muscular, lo que les daba fuerza para ir de cacería y llevar sustento a su hogar. Pero al parecer después de miles de años la Evolución no nos hizo cambiar tanto y seguimos acumulando esa grasa que tanto nos molesta.

Puedes empezar a realizar cualquier actividad física, ya sea correr, nadar, andar en bicicleta o ir al gimnasio, que nunca vas a poder comparar los resultados obtenidos en un tiempo determinado si te comparas con un hombre.

Pero… ¿Y entonces, como logro ganar masa muscular? Te preguntarás… y la respuesta es sencilla: ¡Pesas! Muchas mujeres tienen un miedo increíble y casi irracional a esta palabra, porque piensan que al alzar pesas se van a convertir en la versión femenina de “Hulk” , y no es así. Al tener nosotras fibras musculares más pequeñas que las de los hombres, el trabajo de fuerza es súper importante e ideal si quieres ver resultados en un periodo más corto de tiempo.

Te doy 5 razones por las cuales las pesas son las aliadas perfectas:

  1. Acelera tu metabolismo: entre más masa muscular tengas, más aceleras tu metabolismo, por lo que perderás grasa más rápidamente.
  2. ¡Bienvenidas las curvas!: conforme vas quemando grasa y ganando músculo, tu cuerpo se empieza a moldear, haciéndose notar ese cuerpo curvilíneo que tanto te gustaría tener.
  3. Huesos fuertes: la osteoporosis es una horrible enfermedad que afecta en mayor parte a las mujeres, y se ha comprobado que al levantar carga pesada con regularidad se puede incrementar la densidad ósea y así prevenir la osteoporosis.
  4. No serás Hulk, pero sí la Mujer Maravilla: al tener músculos fuertes ya no necesitarás de un hombre para que te ayude a mover ese mueble tan pesado, ya podrás hacerlo tu solita.
  5. Fuerte por fuera y por dentro: la fuerza que puedas desarrollar gracias a tus músculos te hará una mujer más segura de si misma, sea porque ganas independencia o por lo guapa que luces con la “nueva tu”.

¿Qué dices? ¿Te convencí de iniciar tu entrenamiento con pesas?

Si es así, entonces aprovecha este mes de marzo que tenemos en Interactive Fitness Center la matrícula gratis y únete al mejor equipo de entrenadores.

¡Nos encontramos pronto!

Besos,

Marce.

 

 

¡Adiós pancita! 5 alimentos para quemar grasa abdominal

Tener cuadritos es el sueño fitness de más de uno, pero el área abdominal es una de las partes del cuerpo más duras de trabajar y dónde cuesta un poquito más de tiempo en verse los resultados esperados.

Como siempre lo he dicho: ¡Nada se consigue milagrosamente! Por eso para ver los resultados deseados tienes que entrenar mucho, con constancia, disciplina, compromiso, y si quieres tener un “six pack” en tu abdomen entonces tienes que agregarle a tu rutina mucha paciencia. 🙂

Aquí te dejo 5 alimentos que por sus propiedades son geniales para ayudarte a quemar esa grasa focalizada en tu pancita de la que taaaaaanto te quieres deshacer. ¡A tomar nota!

  1. Manzana: la manzana es una fruta rica en vitamina C, flavonoides y beta caroteno. Los nutricionistas recomiendan comer una o dos al día si lo que buscas es quemar grasa. Puedes comértelas enteras o bien, las puedes combinar con alguna otra fruta o vegetal de esta lista en un delicioso jugo. ¿Te apetece? manzanas
  2. Apio: es conocido como el ayudante perfecto en la pérdida de peso. El apio posee un alto contenido de vitamina C y calcio. Lo bueno del apio es que es muy versátil, puedes comerlo crudo o cocido y su sabor siempre es delicioso. apio-v
  3. Banano: dependiendo de su tamaño el banano puede llegar a tener entre 70 y 130         calorías, por lo que es muy acertado comer uno como merienda. Es una fruta muy sustanciosa, es rica en potasio, magnesio, calcio y vitaminas. En Costa Rica disfrutamos de todo el año de esta maravillosa fruta. ¡Aprovéchala! banano-uraba.jpg
  4. Aguacate: existe una creencia de que el aguacate engorda, lo cual no es cierto. El aguacate posee ácido oleico, que es un elemento que nos permite retrasar la sensación de hambre y además es rico en fibra lo cual ayuda montones a conseguir un vientre plano. La idea de comerlo es aprovechar que nos brinda esa sensación de saciedad, pero no es recomendable abusar de su consumo si tienes como objetivo quemar grasa.n_izq_pasiones_belleza_pura_aguacate
  5. Tomate: pocos son las verduras que se pueden combinar y mezclar con lo que sea, y es que el tomate es privilegiado en hacer esto posible. Lo podemos comer crudo, cocido, en jugos, en salsas… en fin de múltiples formas. El tomate reduce la acumulación de lípidos en la sangre, entonces actúa como depurador de grasa. ¡A comer mucho tomate! Tomates.jpg

 

¿Y entonces? ¿Ya te decidiste por agregar estos 5 deliciosos ingredientes a tus comidas?

Espera en mi próxima entrada ejercicios para ayudarte a lograr ese abdomen marcado, tonificado y envidiable.

Nos encontramos pronto.

Besos,

Marce.

¿Cómo puedo bajar mi grasa corporal?

YOUR GUIDE TO ORGANICS ONLINE (1)

Siempre he pensado que tener un aspecto físico saludable es importante, ya que causamos buenas impresiones a quienes nos rodean, además de que nos hace sentir felices con nosotros mismos.

Muchas personas al hacer dietas o ejercicio solo se preocupan por la pérdida de peso, ignorando por completo sus niveles de grasa corporal. El estar delgados no es en lo absoluto sinónimo de buena salud. ¿Porqué? Porque podríamos tener los índices de grasa corporal más altos de lo normal sin darnos cuenta.

Claramente nuestro organismo requiere de esta grasa para mantenerse saludable y en perfectas condiciones, ya que es la que permite regular la temperatura corporal, aporta energía y funciona para proteger y aislar a los órganos como si fuese un colchón, además en el caso de las mujeres la grasa corporal es vital en la producción de hormonas. El porcentaje saludable en hombres debe ser del 8% al 19%, y en mujeres del 11% al 21%.

¿Qué debemos evitar? 

Para evitar que los niveles de grasa corporal suban es necesario dejar de consumir alimentos que inducen y elevan estos niveles.

Grasas saturadas: son grasas de origen animal y pueden aumentar los niveles de colesterol malo y por ende diminuir los de colesterol bueno. Como por ejemplo: mantequilla, natilla, crema dulce, tocineta, la piel del pollo, embutidos, etc.

  1. Grasas trans:estas grasas tienen el mismo efecto negativo que las saturadas, pero además de eso se les vincula con el aumento de riesgo de diabetes, enfermedades  cardiovasculares, obesidad, entre otros. Esta grasa se almacena como grasa abdominal, o sea… ¡La odiada “pancita”! Así que dile NO a estos alimentos: galletas,   frituras, repostería, donas, snacks.
  2. Harinas refinadas: este grupo de alimentos es el que con más razón se debe evitar, ya  que no solo aumenta los niveles de grasa corporal sino que además provocan picos altos en los niveles de glucosa e insulina. Evita a toda costa: arroz blanco, pan blanco, pasta, papa, yuca, tortillas de trigo, galletas, repostería, dulces, etc.
  3. Azúcar: ¡La reina de todos los males! ¿Cuántas enfermedades se ven relacionadas con  el consumo del azúcar? ¡Cientos! Evita el azúcar refinado y los productos derivados de  ella.

¿Qué debes consumir para mantener una grasa corporal saludable? 

  1. Proteína magra:son todas aquellas fuentes de proteínas con cantidades de grasa  saludables. Como el huevo, pechuga de pollo sin piel, carnes bajas en grasa, pescados  y mariscos, quesos bajos en grasa, embutidos 98% libres de grasa, lácteos descremados, proteína de soya ó productos a base de soya bajos en grasa (batidos, tofu, semillas, leche, yogurt).
  2. Acidos grasos esenciales: busca los alimentos donde estén presentes el Omega 3 y 6, como por ejemplo: pescados de color (salmón, trucha, sardinas, atún,  macarela, aceite de lino, soya y canola, semillas de linaza, nueces en general, huevos, también alimentos fortificados como galletas integrales, cereales, leche.
  3. Picolinato de cromo: es un derivado del cromo (mineral) y ácido picolínico. Se vende como un suplemento en tiendas especializadas. Ayuda a controlar el apetito, disminuye la ansiedad, aumenta el metabolismo y previene la pérdida de masa muscular. Generalmente la dosis recomendada es aproximadamente 400 mcg al día. Puedes encontrarlo en las tiendas de GNC.

Cómo siempre ten presente que para disfrutar de una vida plena, saludable, libre de dolencias y enfermedades, el ejercicio de la mano con todos estos consejos alimenticios son esenciales para lograrlo.

Si tienes consultas, dudas, o simplemente quieres comentar o compartir esta entrada en mi blog siéntete libre de hacerlo.

¡Nos encontramos muy pronto!

Besos, :*

Marce.

 

Tres ejercicios para recuperar tu figura después del parto.

¿Te perdiste los ejercicios para recuperar tu figura después del embarazo?

¡Entonces aquí te los dejo!

Ejercicio #1 :

Este ejercicio es perfecto para fortalecer los bíceps femorales y los glúteos. Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas mientras los pies y los brazos están apoyados en el suelo. Sin levantar los pies, levanta la pelvis y mantenla arriba por tres segundos. Repite de 10 a 20 veces en tres series.

12592548_574511422700830_2131937935281222032_n

 

Ejercicio #2:

Ideal para fortalecer tus abdominales y piernas. Acuéstate boca arriba con tus rodillas flexionadas en 90º, tus pantorrillas deben estar paralelas al piso. Apoya tu cabeza sobre tus brazos flexionados con los codos hacia afuera y tus hombros levemente separados de la colchoneta. Estira tus piernas y seguido a ese movimiento estira tus brazos hacia arriba, para luego volver a la posición inicial. Realiza este movimiento 8 veces en 8 series.

12687834_574742146011091_8922133160520677697_n.jpg

 

Ejercicio #3:

Apoya tus antebrazos y pies en un mat, trata de buscar la posición de “tabla”. Intenta mantenerte en esa posición de 30 a 60 segundos, al tiempo que contraes tu abdomen. Descansa bajando las rodillas unos segundos y recupera la posición. Repite el ejercicio de 4 a 6 veces.

12647542_575179572634015_1801442538598755814_n.jpg

 

Lo bueno es que los puedes hacer en casa en lapsos mientras tu bebé duerme.

¡Mucha suerte!

Besos,

Marce.

¡Adiós aburrimiento, llegó el T.B.C!

20150919100834

A veces caer en la rutina es lo más agobiante que nos puede suceder cuándo de hacer ejercicio se trata, pasa que en muchas ocasiones la falta de creatividad a la hora de entrenar hace que nos sumerjamos en la monotonía hasta consumirnos por completo, es ahí cuando nos inunda la pereza, la falta de ganas y el desinterés para hacer ejercicio… ¿Te ha sucedido?

¡Entonces ponte en movimiento! Y para eso el entrenamiento T.B.C (Total Body Condition) es ideal para ti.

¿En que consiste?

Consiste en una serie de ejercicios donde se trabajan todas las áreas del cuerpo, una por una y lo que lo hace divertido y versátil es que al hacerlo puedes combinar varios elementos de entrenamiento del gimnasio, como las ligas, TRX, barras, pesas, bolas, etc. La idea es intercalarlos entre si y que cada uno no dure mucho tiempo, con esto se busca el dinamismo en todo momento. ¡Así que con el TBC no hay tiempo para aburrirse!

Mejora tu condición física, cardiovascular y muscular al tiempo en que te diviertes.

Ahora en Interactive Fitness Center, todos los sábados a partir de las 9:00 a.m. daremos una clase completamente gratis para nuestros socios. Así que si ya entrenas con nosotros no te la pierdas y si estás pensando en unirte a nosotros ésta es una razón más por la que no deberías de pensarlo dos veces.

¿Nos vemos el sábado?

Besos,

Marce.

 

¡Ponte en forma después del embarazo!

 

the duc.jpg

Después de dar a luz y de pasar por momentos tan importantes e inolvidables de sus vidas, muchas mujeres no ven el día en que tengan luz verde para iniciar con un plan de ejercicios para recuperar la figura que tenían antes de quedar embarazas.

Y es que el embarazo por más saludable que se haya tratado de llevar, siempre trae consigo unos kilitos de más y otros cambios físicos en los que es importante trabajar para recobrar la silueta, la seguridad en si mismas, la autoestima y sentirse bien física y emocionalmente.

Como saben soy fiel defensora de un estilo de vida saludable, y me encanta cuando veo mujeres decididas a ponerse en forma, pero antes que nada, lo más importante es tomarse todo con calma, el cuerpo de la mujer requiere de un tiempo prudente para que todo se acomode y vuelva a su estado habitual, que generalmente ocurre en la etapa del postparto llamada puerperio o como se le conoce comúnmente como la cuarentena. Es de suma importancia otorgarle al cuerpo este tiempo, descansar y cuidarse para cargar baterías y ponerle fuerte con los ejercicios una vez transcurrido este periodo.

No te preocupes como quedó menganita o sutanita después de dar a luz, todas las mujeres son diferentes y por suerte si decides entrenar con un plan personalizado, con compromiso, disciplina y voluntad, más temprano de lo que esperas vas a ver los resultados que anhelabas y te podrás poner nuevamente aquellos jeans que tanto te gustaban antes de quedar embarazada. 🙂

Esta semana en nuestro Facebook compartiré una serie de ejercicios que puedes hacer en la tranquilidad de tu casa y que te ayudarán a ponerte en forma.

Recuerda que no haces nada matándote entrenando si no optas por un estilo de vida saludable adoptando una dieta balanceada, eliminando grasas, azúcares, comida rápida y demás comidas que solo perjudican tu pronta recuperación.

El embarazo no es fácil, el parto no es fácil, la recuperación de la cesárea no es fácil, pero ya lo superaste, quiere decir que eres una mujer valiente y luchadora, así que entrenar fuertemente será más fácil de lo que ya has pasado. ¡Tu puedes!

¿Estás lista para dar el siguiente paso? ¡Entonces no te pierdas mis próximas publicaciones!

¡Nos encontramos en Facebook!

Besos,

Marce.

 

 

 

¡Quema grasa en 30 días!

 

301005-650-1451761286-plank

En Internet o por recomendaciones de conocidos nos enteramos de dietas y planes de ejercicio “milagrosos” para perder grasa y por ende bajar de peso. Pero… ¿Realmente funcionan? ¿Cuántos has probado que hayan tenido el éxito y los resultados que esperabas?

Lo cierto es que en esta vida nada ocurre por milagro divino. Para lograr nuestras metas en cuánto a vernos mejor, requiere mucha voluntad, disciplina y sobretodo paciencia. Por eso decidí escribir este artículo con el fin de que puedas comprender que quemar grasa en poco tiempo sí es posible, pero no ocurrirá por milagro, ocurrirá porque vas a poner todas tus ganas y entusiasmo para que el plan funcione.

Paso #1:

Sigue una dieta correcta y al pie de la letra: no es cuestión de dejar de comer como te lo he dicho muchas veces, la idea es comer saludablemente, empezando por suprimir la ingesta de carbohidratos (panes, arroz, galletas, harinas, pastas, dulces,etc.) y en su lugar sustituir tu saciedad por alimentos sustanciosos, que te aporten vitaminas, minerales, grasas y proteínas y que además te den esa sensación de satisfacción a la hora de comer, por ejemplo la frutas (bajas en azúcar), verduras, legumbres y pescados principalmente.

Lo importante aquí es buscar un balance entre las calorías consumidas, con respecto a las calorías gastadas. En el blog anterior te recomendé una aplicación donde puedes contar tus calorías consumidas y con ayuda de tu entrenador puedes ajustar tu entrenamiento y nivelar las calorías que vayas a gastar. ¡No quiero que te ocurra una descompensación! 🙂

Paso #2:

Haz el ejercicio adecuado: mira que interesante lo que se ha descubierto luego de realizar estudios a tres grupos diferentes de personas que buscaban bajar de peso en tres formas distintas:

Grupo 1: personas que sólo hacían dieta.

Grupo 2: personas que hacían dieta + ejercicios aeróbicos (nadar, correr, bicicleta).

Grupo 3: personas que hacían dieta + ejercicios de fuerza y resistencia.

Los resultados demostraron que el grupo 1 y 2, apenas mostraron diferencia en los resultados de pérdida de grasa, por lo que solo revela la ineficiencia del ejercicio aeróbico para este propósito.

Mientas que el grupo #3, demostró notablemente la perdida de grasa subcutánea, por lo que se llegó a la conclusión que los mejores ejercicios para tener éxito son los que se realizan con carga de peso,  ya sea autocarga (utilizando nuestro propio cuerpo) o bien con resistencia de pesas o cintas. La ventaja de hacerlos con autocarga es que no tienes excusas, o sea puedes realizarlos desde tu casa, o si andas de viaje.

Paso #3:

Mantén tu metabolismo activado: 

Tu metabolismo se mantiene al máximo durante la hora que dediques para hacer tu rutina de entrenamiento, fuera de este tiempo es normal que pienses que se mantenga menos acelerado o es estado de total reposo. Pero… ¿Sabías que los ejercicios de fuerza y resistencia mantienen tu metabolismo activo hasta por 24 horas? ¡Sí! Y es una buena noticia, o sea que se encarga de ir quemando grasa durante el día, ya que trabaja de forma intensa en tu organismo.

Paso #4:

¡Aquí está el plan quemagrasa! 

Te dejo una serie de ejercicios que puedes hacer cuatro veces a la semana. Haz tres series de ocho a 15 repeticiones de cada uno y sin descanso entre uno y el otro.

¡Vamos, tu puedes!

  1. Saltos de banco: colócate de pie frente a un banco o grada y salta con los pies juntos y regresa al suelo.
  2. Fondos: túmbate boca abajo, apoya las manos en el suelo a la altura de hombros, sube y baja tu cuerpo y mantenlo recto como una tabla.
  3. Dominadas: toma una barra con las manos hacia ti de forma que trabajen los bíceps. Elévate hasta que la cabeza sobrepase la barra, puede resultar difícil al principio, pero puedes ayudarte con los pies e impulsarte con fuerza hasta que lo logres.
  4. Abdominales de bicicleta: acuéstate boca arriba, coloca tus manos en la nuca y trata de tocar alertamente tu codo con la rodilla contraria.
  5. Sentadillas: con los pies a la altura de los hombros baja y sube el tronco, tratando de mantener en todo momento tu espalda recta.
  6. Abdominales clavo: acostado boca arriba, con los brazos apoyados fuertemente al suelo, eleva tus piernas hasta formar un ángulo recto y desciende despacio.
  7. Fondo con los brazos alternos: colócate en posición de fondos, con un brazo más adelante que el otro y alterna esta posición cada vez que subas tu cuerpo. Al descender hazlo como lo haces en el fondo normal.
  8. Splits: colócate de pie con una pierna adelantada como si fueras a dar un paso largo y salta cambiando de pierna y flexionando al caer.
  9. Plancha: ponte boca abajo, apoya los antebrazos y las puntas de los pies, mantén el cuerpo recto y rígido como una tabla por 15 segundos.
  10. Burpee: ponte de pie y agáchate apoyando las manos en el suelo, realiza fondo y sube nuevamente.

Al terminar , corre por 6 minutos, en intervalos de 20 segundos a máxima intensidad a lo que da tu fuerza y después otros 20 segundos más lentos.

Con estos cuatro pasos te aseguro que lograrás perder grasa en menos tiempo de lo que esperas. ¡Anímate!

Me cuentas cómo te va con esto y si en algo te puedo ayudar con gusto recibo tus comentarios o dudas.

¡Nos encontramos pronto!

Besos,

Marce.



			
		

¡Disfruta de las fiestas sin remordimientos!

navidad2

¡Llega Navidad! Época para compartir, disfrutar, ilusionarnos y reunirnos con nuestra familia o amigos aprovechando las actividades y fiestas.

También es época donde se acostumbra comer de más, con la esperanza de tener la firmeza de cumplir una que otra promesa de año nuevo, como la típica : “En enero empiezo dieta” o “En enero empiezo a ir al gym”. Entones solemos cometer más de un pecado equivalente a kilos ganados que después nos cuesta horrores bajar y hasta nos llegamos a arrepentir de aquellos tamales, de los vasos de rompope, del montón de queque navideño que me comí, de los chicharrones de fin de año, de las cervezas… En fin de todo aquello de lo que nos abusamos por “estar celebrando”.

Cómo es mejor prevenir que lamentar entonces me gustaría darte unos consejos que considero útiles para que puedas aplicar y que no te remuerda la consciencia después. 🙂

#1: Aléjate del principal enemigo por excelencia: ¡El azúcar! Busca moderarte y no consumir tantos dulces, como los refrescos gaseosos, galletas, chocolates, queques, etc.; busca alternativas más saludables que no te pasen la factura después.

#2: Olvídate de picar por aquí y picar por allá: modérate cada vez que pasas por la mesa repleta de bandejas y platos con cositas para picar. Uno o dos no hacen daño, pero si te pasas, es ahí donde ya pierdes el control de lo que comes y te resulta difícil parar y decir: ¡Ya no más!

#3: Cuida lo que tomas: no estoy diciendo que no puedas celebrar con una copita de vino, champán o una cerveza. Pero el abuso de licor aparte de lo dañino que es para tu salud, te puede ayudar fácilmente a subir de peso. Esto debido a que la mayoría de estas bebidas traen cantidades considerables de azúcar y calorías. Opta por tomar mucha agua o jugos naturales sin azúcar. ¡No te dan resaca y mejoran tu salud!

#4: Proteínas, grasas y carbohidratos: busca comer proteínas saludables, platillos preparados con carnes magras son ideales en estas fechas, aunque lastimosamente en muchos casos no es lo acostumbrado. Comidas como los chicharrones, tamales, queque navideño, panes y arroces son lo típico en nuestro país. La moderación y la fuerza de voluntad para no sobrepasarte son la clave. ¡Disfruta si excederte!

#5: ¡No dejes para enero lo que puedes hacer hoy!: como te dije antes, en diciembre hacemos promesas de promesas que cumplimos unos cuantos días, con suerte semanas, y de repente, volvemos a los malos hábitos y a la vida sedentaria. ¡Ponte en movimiento desde ya! Así en enero no te va a costar taaaaaaaanto el arranque.

Espero que mis consejos puedan ayudarte a tomar mejores bendiciones y que la famosa “cuesta de enero” no sea doble, económica y la que tienes que subir para bajar los kilitos ganados.

Me cuentas que te pareció esta entrada. ¡Estoy ansiosa por saber de ti!

Besos,

Marce.

¡Mango Tango! Un batido detox lleno de beneficios.

Waffles (1)

¡Qué rico que es el mango! Y somos tan privilegiados de tenerlo a nuestro alcance, en Europa por ejemplo, pagan fortunas por un mango de esos deliciosos que nosotros encontramos en la feria, en el super, el la verdulería de la esquina, o en el patio de la vecina. ¡Así que saquémosle el jugo y disfrutémoslo mientras cuidamos nuestra salud! 🙂

El mango es una fruta muy rica en magnesio, en vitaminas A y C y tiene propiedades digestivas por su alto contenido de fibra.

El jugo de zanahoria nos ayuda a limpiar el hígado, incrementa el sistema inmunológico, estabiliza el azúcar de la sangre, mantiene y mejora la estructura de los huesos y de los dientes, es uno de los mejores remedios para el acné.

¡Imagínate todo lo que este delicioso batido puede hacer por tu salud!

Batido Mango Tango

1 taza de mango

¼chile dulce rojo

1 taza de jugo de naranja

10 hojas de menta

½ zanahoria picada

¼ taza de agua

Preparación:

  1. Licuar todos los ingredientes hasta conseguir la consistencia deseada.
  2. Servir inmediatamente.

¿Viste que sencillo? ¡Esa es la idea! ¡No complicarte la vida!

Mientras lo disfrutas te cuidas, y mientras te cuidas, me cuentas como te va con los batidos detox de la semana.

Besos,

Marce.