Batido verde #5: Albahaca+menta+melón+piña.

Untitled design

Un batido verde te llenará de energía y vitalidad, además de que son ricos en de vitaminas, minerales y nutrientes de toda clase. Y si de paso nos ayudan a limpiar nuestro organismo y perder unas libritas de más, creo que son una muy buena opción para que los incorpores en tu merienda. Nada más recuerda no sustituir ninguna comida principal con un batido verde.

Para el batido verde de hoy vamos a utilizar dos hojitas verdes que tienen sabores fuertes, pero no compiten entre si, por lo que los dos darán a tu batido ese «toque» original y de sabor único. Te hablo de la albahaca y la menta.

La albahaca estamos más habituados a usarla en nuestra cocina, y por influencia italiana, la utilizamos generalmente en ensaladas, pastas, bocadillos o sandwiches, pero… ¿La has tomado alguna vez?.

¡Vas a ver que este batido está delicioso!

La albahaca es rica en fibra, minerales tales como el hierro, magnesio, fósforo. potasio, zinc, sodio, selenio y manganeso. Tiene alto contenido de vitaminas del complejo B, ácido fólico, vitamina C, E, D y K. Se dice que la albahaca es «La reina de las hierbas» ¡Imagínate!

A este delicioso batido le vamos a agregar menta, que ya en un batido anterior la usamos y conocimos sus propiedades.

¡Es época de melón! Así que también lo aprovechamos antes de que sea más difícil encontrarlo. El melón es una fruta que por su consistencia es súper refrescante. Cómo beneficios podemos encontrar, que es rico en vitamina A, vitamina E que es un poderoso antioxidante, además actúa como laxante y diurético. El más común que encontramos en nuestro país es el de pulpa anaranjada que si optas por ésta variedad ten la certeza que estás consumiendo una alta cantidad de betacarotenos.

Y por último agregamos piña, que al igual que la menta ya la utilizamos en otro batido donde también hablamos de sus propiedades.

Ahora te digo las cantidades que necesitas para disfrutar de ésta delicia:

  • 1/2 taza de hojitas de albahaca fresca.
  • 1/2 taza de melón.
  • 1 rebanada de piña.
  • 1/4 de hojitas de menta.
  • 1 taza de agua.

¡Olvídate del azúcar y disfruta!

¿Has estado haciendo los batidos anteriores? ¡Espero que sí!

Nos encontramos muy pronto.

Besos,

Marce.

 

Batido verde #4: Perejil+papaya+zanahoria+naranja.

Untitled designDespués de la celebración del Día de la Madre, se que más de uno se portó mal con las comidas. Entiendo que fue un fin de semana especial donde a nuestra abuelita, mamá, tías, primas; no les podemos negar cada cosa que nos ofrecen. Y como dice el dicho: «Una vez al año no hace daño»…

Pero entonces ponte las pilas y anímate a hacer los jugos que he estado compartiendo, te sirven para no pecar entre comidas y más bien llevar a nuestro organismo muchas vitaminas, minerales y antioxidantes.

Entonces vamos a arrancar la semana con un delicioso batido verde que viene cargadísimo de bondades.

¿Empezamos?

Vamos a utilizar como hoja verde el perejil. Que es súper fácil de encontrar y baratísimo, además que ya te voy a contar todas las propiedades que tiene y que lo hace un vegetal importante para incorporar en nuestra dieta.

El perejil, tiene minerales como el calcio, boro, hierro, magnesio, potasio, fósforo, zinc y sodio. Vitaminas como la C, A, D, K, B12 están presentes, además de la tiamina, niacina, riboflavina y acido fólico. Excelente diurético, digestivo y laxante, Por siglos utilizado para combatir problemas molestos como el mal aliento.

A este batido le agregamos la papaya, que no puede faltar en nuestra alimentación habitual. Tiene una enzima llamada «papaína» que facilita la digestión delas proteínas de los alimentos.  Contiene mucha vitamina , que favorece la absorción del hierro. Es rica en fibra, vitamina A, betacarotenos y flavonoides.

Le adicionamos también zanahoria, que es un maravilloso tesoro para la salud por su riqueza en yodo y vitamina A. Por su alto contenido en betacarotenos parte de su nombre científico se deriva como tal «carota». Además es portadora de vitamina C y es una excelente fuente antioxidante.

Y ya por último y para darle el toque final a este batido le agregamos naranja. ¿Verdad que cuando pensamos en vitamina C se nos viene a la mente automáticamente una imagen de una naranja? Y es que tiene un alto contenido de ésta vitamina, pero además, la naranja contiene ácido fólico y minerales tales como calcio, fósforo, magnesio, y potasio.

¿Sabías que si consumimos diariamente una naranja, cubrimos las necesidades diarias de Vitamina C de nuestro organismo?

Para este batido puedes utilizar las siguientes cantidades:

  • 1 taza de perejil.
  • 1 naranja.
  • 1/2 taza de papaya.
  • 1 zanahoria.
  • 1/4 taza de agua.

¡Ya estás listo para darle energía a tu día!

¡Nos encontramos prontito!

Besos,

Marce.

 

Batido verde #3: Apio+manzana verde+piña.

Untitled design (5)¡Hoy tocó con apio!

Pareciera que las propiedades y beneficios del apio son infinitas. Cuando descubrí que el apio era portador de tantas bondades sinceramente me sorprendí.

¡Así que en ésta serie de batidos verdes el apio claramente no podía faltar!

Sus hojas son una fuente rica de vitamina A, antioxidantes flavonoides, como la zea-xantina, la luteína y el beta-caroteno. También rico en vitaminas vitales, incluyendo el ácido fólico, riboflavina, niacina y vitamina C, vitamina K. Contiene minerales como el potasio, sodio, calcio, manganeso y magnesio. Sus variados usos medicinales hacen que éste sea un complemento ideal en el tratamiento de múltiples enfermedades.

Como ya el apio tiene tantas vitaminas y minerales, no le vamos a robar el protagonismo combinándolo con más hojas verdes, por eso elegí la manzana verde y la piña.

En el caso de la manzana verde, bien es sabido que es una fuente rica en fibra, son una inagotable fuente de pectina, proteína, calcio, carbohidratos, sodio, magnesio, potasio, fósforo, zinc y hierro. Además de vitaminas A, B y C.

Si leíste la entrada de ayer pudiste ver los beneficios de la piña, de todas maneras te los dejo aquí.

Para hacer este rico batido necesitas:

  • 1 tallo de apio
  • 1 rodaja de piña fresca.
  • 1/2 manzana verde
  • 1 taza de agua
  • * Opcional puedes agregar una cucharadita de miel.

Recuerda que si en Facebook le das «me gusta» y compartes esta receta , quedas participando en una evaluación InBody completa. ¡Es genial!

¡Nos encontramos ya casi!

Besos,

Marce.

Batido verde #2: Kale+espinaca+piña+mango.

Untitled design (3)

¡Con sólo escribir los ingredientes me imagino tomándomelo!

Este batido lo utilizan mucho en las dietas Detox, pero en una futura entrada te comentaré mejor de que se tratan estas famosas limpiezas que al igual que los batidos verdes se ha puesto en boga.

Hasta hace poco en nuestro país podemos encontrar en el supermercado ésta verdura de hoja verde que para todos era casi desconocida, en muchos países se le conoce como «Col risada» o «Kale» . Y es que se dice que el Kale es el rey de los vegetales, y hasta destronó a la famosa fuente de poder de Popeye, la espinaca. 

El Kale tiene propiedades desinflamatorias, es un poderoso antioxidante, ayuda a bajar los niveles de colesterol, rico en vitamina A y contiene vitamina C. Hasta se ha llegado a considerar uno de los vegetales más sanos del planeta.

Por su parte, la espinaca que le pisa los talones al Kale, también lo utilizamos en este delicioso batido verde. La espinaca es un excelente recurso de vitaminas, fibra y minerales. Aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es también rica en fitonutrientes, especialmente el beta-caroteno y la luteína. También es un excelente antioxidante.

A este batido también le agregaremos piña, que es  fruta baja en calorías, rica en agua y fuente de fibra. Posee un mayor contenido en fibra que otras frutas como la sandía, el melón, la uva o la mandarina. Y la piña de Costa Rica, en países de Europa es la favorita, por su sabor dulce y tropical. Y es que tengo que decirlo… ¡La nuestra es la mejor!

Y ya por último incorporamos el mango en este batido. Que por cierto es temporada de mangos y si vas a la Feria del Agricultor el sábado los encuentras maduros, ricos y baratos. Entre las principales vitaminas que podemos encontrar tenemos la vitamina C , las del grupo B, importantes para el sistema nervioso y para el correcto funcionamiento del metabolismo. Además, el mango es rico en selenio, magnesio, hierro y potasio. ¡Wow!

Entonces, para este batido utilizando las cantidades que te doy a continuación te salen 2 porciones. ¡Mejor aún!

  • 1 taza de Kale
  • 1 taza de espinaca
  • 2 tazas de mango
  • 1 taza de piña
  • 2 tazas de agua.

Lo ideal es no agregar azúcar, pero puedes optar por Stevia.

¡Me cuentas como te fue con este!

Ya casi nos encontramos nuevamente.

Besos,

Marce.

 

Batido verde #1: Pepino+menta+limón+pera.

Untitled design (1)¡Este batido es sumamente refrescante! Tiene cuatro ingredientes deliciosos y todos muy saludables, te comento las propiedades de cada uno a continuación. ¡Así te animas a hacerlo!

Cómo ya te había comentado anteriormente en una entrada, el pepino trae consigo múltiples beneficios y tiene escaso contenido calórico, está compuesto por un 96% de agua, y no llega a las 20 calorías por 100 gramos. Además es fuente de fibra.

Por otro lado, la pera tiene buena sinergia nutritiva con las verduras verdes y le aporta un toque dulce al batido. Pero hay que rescatar que es rica en fibra, vitamina C, E y del grupo B. Además contiene potasio, calcio y hierro, entre otros. Ayuda montones en la digestión y a mantener un sistema digestivo sano.

El jugo de limón también tiene un papel importante, es rico en vitamina C, y facilitará la absorción del hierro.

Y las hojitas de menta además de aportar frescura y aroma a nuestro jugo, facilita la digestión, tiene acción relajante a nivel del sistema nervioso central y es fuente rica en potasio, calcio, ácido fólico y vitamina A, que tienen acciones antioxidantes.

Para este batido no tienes que seguir una cantidad específica de cada ingrediente, puedes probar poniendo más o menos de tu ingrediente favorito. ¡Lo importante es que disfrutes haciéndolo!

Me encantaría que lo compartieras con los demás y hasta podés ganarte una evaluación InBody completa. ¿Lo sabías?

¡Nos encontramos mañana en la próxima receta!

Besos,

Marce.

 

¡Comparte y gana una evaluación InBody completa!

jugos-verdes-para-adelgazar1-680x365

Cómo les comenté ayer en Facebook ésta semana quiero compartir con ustedes recetas de batidos o jugos verdes, en vista que están tan «de moda» y que a veces nos complicamos más de la cuenta a la hora de elegir que frutas o que vegetales incorporar para que nos quede rico, nutritivo y que cumplan una función en especifico.

También quise compartir estas recetas para que los consumas de manera prudente, ya que éstos batidos o jugos no deben de ser sustitutos de ninguna comida principal (desayuno, almuerzo y cena). Si bien es cierto por su color verde, son ricos en vitaminas, enzimas, nutrientes y antioxidantes, pero no tienen el contenido de proteínas que nuestro cuerpo necesita diariamente para llevar una dieta balanceada.

La idea es que puedas prepararlos en un «abrir y cerrar de ojos». Vas a ver que no te llevará más de cinco minutos hacerlos.

En esta ocasión se me ocurrió hacer una dinámica diferente para tener la oportunidad (gracias a ti) de llegar a muchas más personas que desean cambiar su estilo de vida, por una más saludable y necesitan de un «empujoncito» que yo estoy dispuesta a darles. 🙂

Entonces… ¿Qué hay que hacer?

¡Fácil! Entre todas las personas que le den «me gusta » y compartan en Facebook cada receta de manera pública y continua y sin fallar, a una de ellas que elegiré al azar le estaré obsequiando una evaluación InBody completamente gratis.

Con la evaluación InBody, podemos obtener una muestra de la proporción musculares, grasa segmentada, evaluación de estado físico, gasto calórico según actividades físicas, tasa de metabolismo basal, diagnostico obesidad y un análisis composición corporal. ¡Todo esto podría ser para ti!

¿Te parece si empezamos mañana?

Besos,

Marce.

¿Embarazada? ¡Ponte en movimiento!

Captura de pantalla 2015-06-23 a las 11.41.56

Sin duda alguna para muchas mujeres estar embarazadas es una etapa inolvidable y maravillosa de sus vidas, es donde se sienten plenas, consentidas y dónde en más de una ocasión se pueden dar la libertad de satisfacer uno que otro antojo sin remordimiento.

Lo ideal sería comenzar a prepararse físicamente antes de quedar embarazada, con la finalidad de estar saludable y en buenas condiciones para enfrentar todos los cambios que suceden tanto a nivel físico, como emocional, durante el embarazo y en el periodo post parto.

¡No eres intocable!

Por muchos años se creía que las mujeres en periodo de gestación eran como «intocables» , se pensaba que debían prácticamente hacer «nada» para no poner en riesgo su salud y la del bebé, todos estos mitos venían acompañados por temores e inseguridades infundadas. Por suerte a través del tiempo de comprobó que el ejercicio durante el embarazo trae innumerables beneficios para ambos, siempre y cuando el embarazo no se encuentre en riesgo, y sea tu médico quién te de la luz verde para ejercitarte de manera moderada.

Durante el embarazo muchas mujeres que son deportistas se plantean si es conveniente seguir con su plan de entrenamiento, por eso siempre es mejor asesorarte con un profesional que pueda valorar tu estado de salud y así hacer las recomendaciones oportunas para tu caso en vista de que todas las mujeres son diferentes y durante este periodo se marcan aún más todas esas diferencias que nos hacen únicas.

¿Qué? ¡Sí y ¿Qué? ¡No!

Es muy normal que te sientas un poco insegura sobre que se puede hacer y que no es recomendable, máxime si estás habituada a un plan de entrenamiento frecuente, pero debes de tener la seguridad de que puedes continuar tal vez no con los mismos niveles de intensidad, pero si de manera constante. A continuación de doy unos consejitos básicos que puedes seguir y a la vez disfrutar de tu embarazo sanamente:

  • ¡No te abuses! Que te sientas bien, con energía y ánimo para entrenar no quiere decir que sea conveniente aumentar la intensidad o duración de tu entrenamiento. El ejercicio prolongado produce una disminución en el flujo sanguíneo hacia el útero y se produce un aumento de noradrenalina que origina un estimula las contracciones uterinas y se puede producir un parto prematuro.
  • Evita los movimientos que produzcan contragolpe (sacudidas, saltos).
  • Controla tu frecuencia cardiaca en los momentos de máxima actividad, de igual manera tu cuerpo te responderá y tendrás que poner toda tu atención a su mensaje, si te sientes cansada, fatigada es momento de parar.
  • ¡La comodidad ante todo! Ejercitarte no es sinónimo de torturarte, así que siempre y cuando disfrutes de tu ejercicio tienes todo a tu favor.
  • Recuerda calentar tus músculos y articulaciones como mínimo 5 minutos antes de cada entrenamiento.
  • Los ambientes muy calientes y húmedos no son aconsejables, al igual que entrenar en tiempos muy prolongados y sudar excesivamente. Durante la actividad física la madre pasa su calor al feto, lo que puede producir una hipertermia fetal.
  • Utiliza la ropa adecuada, que te permita moverte con libertad y sobre todo que te permita transpirar.
  • No hagas ninguna actividad física extrema. Si antes de encantaba sentirte como una máquina en potencia, pues déjame decirte que tienes que bajar las revoluciones. Olvídate de los deportes extremos o de alto riesgo, mejor inclínate por los que te produzcan bienestar sin tener que esforzarte de más. ¡Ya tendrás tiempo después para desquitarte!
  • ¡Agua, agua, agua! Ingerir suficiente agua para prevenir la deshidratación es vital, te estés o no ejercitando.
  • La buena alimentación cómo en todo en la vida es primordial. Consumir muchos vegetales, frutas, fibra, granos integrales, lácteos descremados, bajar los niveles de azúcar, de sodio y grasas te ayudarán a tener un embarazo feliz y un bebé saludable.
  • Nunca entrenar en ayunas. Comer algo ligero pero que te proporcione energía es lo ideal.

Recuerda que estar embarazada no significa que estás enferma, así que no te tumbes todo el día en la cama y haz ejercicio, por tu bien y por el bien de ese ser hermoso que viene en camino.

En mi próxima entrada hablaremos de un tema súper interesante, siempre relacionado con ejercicios durante el embarazo. ¡No te lo pierdas!

Si te gustó este artículo, coméntalo, compártelo, estoy segura que para alguien será muy útil.

¡Nos encontramos prontito!

Besos,

Marce.

Queque de Chocolate Fit

Quienes llevamos un estilo de vida sana, estamos tan acostumbrados a negarnos el postrecito al final del almuerzo o la cena, que de vez en cuando es una tortura ver a los demás disfrutando de su pie de limón o de su queque de chocolate y hasta nos sentimos tentados a caer en las garras de aquel postre… ¡Pero no! Hay que tener determinación para decir: «Paso».

En vista de ese sacrificio que hacemos para no caer en la trampa, quise compartir con ustedes esta receta que es simplemente deliciosa, vas a ver que no es dulce a empalagar y que tiene todos los sabores de la receta original, pero con menos azúcar y menos grasa. ¡Te la recomiendo montones!

En Austria a este queque le llaman «Tarta Sacher», pero ésta es la versión saludable.

¡Empecemos!

¿Qué necesitas?

Queque:

  • 200 gr de harina integral.
  • 350 ml de leche de coco orgánico y sin azúcar añadida.
  • 100 gr de chocolate amargo en polvo sin grasa ni azúcar.
  • 100 gr de nueces molidas (macadamias, almendras, pecanas, avellanas).
  • 1 cucharada rasa de Royal.
  • 5 claras de huevos grandes (270 gramos) + 1 huevo entero.
  • 2 cucharadas de coco rallado (20 gramos más o menos).
  • Stevia o Natuvia  (la cantidad la dejo a tu gusto).

Relleno: 

  • 200 gr de mermelada de melocotón o fresa sin azúcar.  ¡Usa la que más te guste!

Cobertura: 

  • 100 gramos de chocolate amargo sin azúcar.
  • 50-100 ml de leche de coco orgánico y sin azúcar añadida.

¡Manos a la obra!

  1. Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo, y colocamos las nueces en una bandeja para que se tuesten un poquito.
  2. Batimos a punto de nieve las claras, al final añadimos el huevo extra y batimos un poco más.
  3. En un recipiente aparte colocamos la harina, el chocolate en polvo, la levadura, los frutos secos y el coco. Revolvemos bien todos estos deliciosos ingredientes secos.
  4. A esta mezcla le agregas los huevos que batiste anteriormente, y poco a poco añades la leche de coco, pero no toda al mismo tiempo, mide si la masa te pide más y agrégala «a ojo». La masa debe tener una consistencia homogénea, ni muy seca ni muy líquida.
  5. Al agregar el endulzante debes hacerlo a tu gusto, prueba poco a poco que tan dulce te va quedando y escoge el punto adecuado. Recuerda que la mermelada de relleno aunque no tenga azúcar también es dulce.

¡Al horno!

En un molde de silicón o de aluminio redondo previamente engrasado y enharinado y teniendo el horno precalentado, llevamos el queque aproximadamente 25 minutos, introduce un palito de dientes para ver si le hace falta cocción, puedes dejarlo 10 minutos más con el horno apagado para que se termine de hornear con el calorcito.

Espera a que esté frío para que puedas desmoldarlo. Una vez desmoldado puedes cortarlo por la mitad con muchísimo cuidado con un cuchillo.

Ya para finalizar…

Colocar el relleno de la mermelada de tu preferencia.

Y para la cobertura solamente tienes que juntar en un bowl el chocolate y la leche de coco (no toda) y llevarla al microondas un par de minutos, si ves que le hace falta leche le agregas un poquito más.

Con ayuda de una espátula, colocas el chocolate sobre el queque y listo. *Opcional puedes colocar almendras laminadas como decoración.

Lo pones en la refri unos 40 minutos y.. ¡Voilá!

¡A disfrutar sin pecar! … ¡Pero sólo un pedacito!

Tarta-Sacher-1

¡Me cuentas cómo te fue y si quieres pasar a saludarme con un pedacito de este quequito yo feliz!

¡Nos encontramos pronto!

Besos,

Marce.

¡Es hora de definir tus músculos!

marce

Creo que la mayoría de las veces cuando nos proponemos metas para vernos y sentirnos mejor, uno de los objetivos más comunes es el tener músculos definidos y tonificados. Pero hay que entender que como todo en la vida lleva un proceso en este no se hace una excepción. Tenemos que ser rigurosos con nuestro plan de entrenamiento, con nuestra alimentación y ser constantes sin importar cuán cuesta arriba veamos nuestro camino.

La definición es un periodo que vamos a colocar en el último escalón de un plan de entrenamiento estructurado, por lo que tienes que ser consciente que para lograrlo tienes que haber tenido un entrenamiento de varias semanas previamente. La definición no se da de la noche a la mañana.

Cómo cada persona es diferente los planes estratégicos para lograr resultados deben de ser individuales, por lo que el plan de ejercicios que le funciona a tu amiga por ejemplo, no precisamente te va a funcionar a ti, por lo que es sumamente importante que tengas en cuenta que la supervisión de un profesional es vital en este proceso que te llevará al éxito en la definición de tus músculos.

La definición: ¡La última etapa!

En el proceso de definición que para su efecto es como la última etapa de tu plan de entrenamiento, el ejercicio cardiovascular es crucial y en esta etapa es dónde debes de sacar el máximo provecho, lo ideal sería disminuir de dos a uno el trabajo de fuerza y en vez agregar uno cardiovascular, el tiempo semanal que le dediques a ambos depende del plan de entrenamiento que se idearía específicamente para ti.

De igual manera es bueno mencionar que el entrenamiento de fuerza a pesar de que es valioso incorporarlo, no precisamente tiene que hacerse de manera excesiva, ya que al combinarlos con trabajo cardiovascular su protagonismo es inferior.

¡No a las dietas que te matan de hambre!

El realizar dietas sumamente estrictas, no te va a hacer bajar de peso, puede sonar paradójico, pero al hacer dietas dónde pasas hambre por evitar alimentos calóricos, lo que haces es obligar a tu organismo a ahorrar energía y convertirla en grasa acumulándola como mecanismo de defensa. Entonces no sólo no estás bajando de peso, sino estás acumulando grasa no deseada.

Mantener tu metabolismo acelerado es la clave, consumiendo menos carbohidratos y realizando ejercicios de fuerza que te hagan quemar las calorías que se encuentran tranquilamente reposando en tu cuerpo. ¡Qué son de las que queremos deshacernos!

Con respecto a la alimentación en esta última etapa y volviendo a mencionar la reducción en el consumo de los carbohidratos tienes que tener en cuenta que no es saludable eliminarlos del todo. Estudios han determinado que la carencia de éstos producen malas acciones en nuestro cerebro y es muy posible que te sientas de mal humor, apático y cansado. A parte de los carbohidratos son como“la mecha que enciende el fuego” a la hora de quemar grasa, por eso los necesitamos, porque son quienes tienen la tarea de mantener tu ritmo metabólico activo y acelerado.

Pero si por el contrario los carbohidratos te encantan y son tu “talón de Aquiles” a la hora de llevar una dieta más balanceada y exactamente mueres por el pan, las galletas, el arroz, el cereal, las frutas y las bebidas con alto contenido de azúcar, mi recomendación es que los vayas reduciendo gradualmente, poco a poco, si antes desayunabas tres tostadas de pan blanco, pásate a dos tostadas de pan integral rico en fibra, si antes comías un gran plato de frutas pues sírvete en un plato más pequeño y busca las frutas con menos azúcar, o de repente si tomas tu café con dos cucharadas de azúcar, busca reducir a una y ojalá con algún sustituto… ¡Y así sucesivamente con todos esos carbohidratos que tanto de gustan!

Pero como ya lo dije antes: ¡No pases hambre! Busca llenar esos huequitos de hambre con verduras, hortalizas, alimentos ricos en fibra, salvado de avena por ejemplo, que te dan los nutrientes necesarios y a su vez te proporcionan sensación de saciedad.

Ya por último en ésta etapa de la definición y para darle a nuestro sistema un empujoncito después de todo el esfuerzo que hemos hecho, podríamos agregar a nuestra dieta sustancias que aceleren nuestro sistema nervioso, tales como la cafeína, teína o la guaraná, que ayudan a evitar la sensación de fatiga y nos permite tener entrenamientos más prolongados. Claramente sin abusar de su consumo, al igual que el plan de entrenamiento y alimenticio, el consumo de estos excitantes debe de hacerse de manera supervisada, y trata de que su ingesta se haga sólo en el periodo de búsqueda de la definición muscular,una vez alcanzados tus objetivos es mejor que abandones el consumo regular de éstos. Su uso y abuso en personas de riesgo como mujeres embarazadas, personas obesas, hipertensas, puede ser altamente perjudicial para su salud.

Otro empujoncito que puedes utilizar es algún suplemento quema grasa cómo la L-cartinina o los llamados “fat burners” que dicho sea de paso por sí solos no funcionan, hay que combinarlos con ejercicio y alimentación balanceada.

Nuestro cuerpo es una máquina perfectamente diseñada, a medida que mejoramos nuestra condición física, se producen en nuestro organismo cambios a nivel celular que mejoran la obtención de energía, lo que nos permite ir poco a poco quemando más grasa de manera eficiente, por lo que conforme pasan las semanas y sigas con tu plan de entrenamiento para la definición muscular, vas a ver como se van notando los resultados.

Lo importante en todo esto es fijarnos una meta y esforzarnos con disciplina para alcanzarla y sentirnos orgullosos de los resultados obtenidos fruto de nuestro esfuerzo.

¡Ahora sí! ¿Cuándo quieres empezar?

Si te gustó esta entrada no dudes en comentarla y compartirla.

¡Nos encontramos en la próxima!

Besos,

Marce.

Trucos para bajar de peso… ¡Fáciles y efectivos!

shutterstock_65110147

«¡Yo no puedo bajar de peso!» «¡Como poco y no logro bajar ni un sólo kilo!» «Ninguna dieta me funciona» «Me mato en el gym y me cuesta mucho bajar unos cuantos gramos»…

Estas son algunas frases que muy frecuentemente escucho y es que bajar de peso puede ser difícil para muchas personas, pero nunca debes perder la esperanza en tus objetivos para deshacerte de esos kilitos de más, todo lo que necesitas hacer son simples cambios y creer en ti.

Te dejo tres claves que te ayudarán a hacer cambios en tu vida con el fin de reducir tu porcentaje de grasa, aumentando tu masa muscular, disminuyendo la flacidez y aumentando tu fuerza-resistencia cardiovascular y muscular.

1. Consumir una dieta alta en proteínas (baja en carbohidratos): este tipo de dieta desactiva la obesidad, la diabetes y la osteoporosis y reduce el colesterol malo. Las claras de huevo, pescado, carne de res magra, pollo, quinoa, semillas de cáñamo, frutos secos, coco, lácteos bajos en grasa, leche de almendras, queso de almendras, verduras de hoja verde, legumbres, patatas y verduras crudas se han incluido en la dieta alta en proteínas.

2. Controlar las porciones de alimentos: esto es crucial en dietas para bajar de peso. Divide las porciones que te corresponden de cada grupo de alimentación en 5 tiempos de comida durante todo el día. Un truco es utilizar platos más pequeños, echar un vistazo más de cerca en las etiquetas de los alimentos, y aumentar la cantidad que te sirves de agua y fibra.

3. Ejercicios: el ejercicio es indispensable si tienes la intención de reducir peso de forma segura y duradera. Una hora de ejercicio moderado de 3 a 4 días a la semana será suficiente para potenciar la reducción de grasa e IMC (Indice de Masa Corporal). El ejercicio es una parte importantísima de la pérdida de peso para evitar la pérdida de masa muscular y la flacidez.

¿Te acuerdas que en un blog anterior hablamos de las calorías y cómo hacer para no acumularlas de más en tu cuerpo y ganar peso? ¡Esos tips también te ayudarán a lograr tus objetivos!

Lo importante en todo esto es dar el primer paso, decidirte a cambiar tu estilo de vida, optar por la salud y una vida plena…

Espero que mis consejos te sirvan y sobre todo que lo apliques cuánto antes a tu día a día.

Recuerda comentar y compartir este artículo, estoy segura que a muchas personas les será de gran utilidad.

¡Nos encontramos en mi próxima entrada!

Besos,

Marce.