La plancha… ¡un ejercicio mágico!

captura-de-pantalla-2016-09-20-a-las-23-54-17

El otro día les comentaba en Facebook que para mi las planchas ¡son un ejercicio mágico! porque basta con pocos movimientos para que varios grupos musculares de tu cuerpo trabajen fuertemente. ¡Desde tus pectorales, dorsales, abdomen, muslos y hasta los glúteos!

A pesar de ser un ejercicio estático, ya que no requiere movimiento constante, es importante que sepas que realizarlo correctamente tiene su técnica. La clave está en que el tronco esté perfectamente alineado de pies a cabeza, es ahí donde entran en el juego la resistencia, la fuerza, el equilibrio y la perseverancia.

Para hacer una plancha correctamente sigue estos pasos:

  1. Coloca las manos justamente debajo de los hombros e imagina que tienes las palmas de las manos pegadas al suelo. Manténlas con fuerza.
  2. Los dedos de los pies debes de conectarlos al piso con mucha fuerza, la estabilidad en este paso es primordial.
  3. Aprieta los muslos y glúteos, te ayudará a estabilizar la mitad inferior de tu cuerpo.
  4. Mantén la cabeza mirando al suelo, la mirada fija,  trata que tu cuello esté alineado con tu columna vertebral.
  5. Contrae el abdomen (mete la pancita), esto te ayudará a estabilizar la parte superior de la mitad de tu cuerpo.

La idea es mantenerte en esta posición durante 20 segundos para comenzar, y después conforme la vayas perfeccionando puedes mantenerte por más tiempo y vas subiendo poco a poco la duración entre una plancha y otra.

¡NO LO HAGAS! Estos son algunos errores comunes:

  1. Dejar caer el trasero: esto hace que pierdas estabilidad en el tronco, y hasta podrías poner en peligro la parte baja de la espalda. Por eso es importante que sigas el paso #3 que vimos anteriormente.
  2. Levantar el trasero: al principio se entiende que hacer la plancha no es tarea sencilla y levantar el trasero es de los errores más comunes que se ven al iniciar. Pero si te concentras y contraes el abdomen con firmeza vas a ver que automáticamente tu trasero tomará la posición correcta.
  3. Dejar caer la cabeza: puede que sientas una presión muy fuerte en el cuello y eso hace que sientas que tu cabeza se cae. Pero si te concentras, relajas el cuello y buscas la alineación con tu columna, vas a ver que esa presión se irá.
  4. ¡Respira! Cuando nos esforzamos mucho se nos olvida respirar, pero hacerlo correctamente te ayudará a mantenerte por más tiempo en la posición de plancha. Y recuerda que aguantar la respiración puede resultar riesgoso para tu salud.

Estos pasos son para hacer la plancha básica, que ya cuando la tengas dominada puedes hacer algunas variaciones para poner a trabajar más y más grupos musculares.

¡Espera en mi próxima entrada otras posiciones de planchas!

¿Te apuntarías a un nuevo Reto Interactive? ¡Creo que haremos muchas planchas en octubre!

¡Nos encontramos muy pronto!

Besos,

Marce.

 

 

Anuncios

¿”Spinning”o Indoor Cycling?

Creo que todos hemos utilizado un producto llamándolo por la marca y no como el producto se llama en realidad. Por ejemplo; “Kleenex” para referirnos a las pañuelos de papel, “Corn Flakes” para referirnos al cereal,”Oasis” a la espuma floral, “Royal” al polvo de hornear, “Tampax” a los tampones y pasa exactamente lo mismo con el término “Spinning®”.

Spinning®” es una marca patentada de bicicletas estáticas creadas por el excliclista californiano Johnny Goldberg, quién tuvo tanto éxito con la creación del método de pedalear al ritmo de la música que todo mundo reconocía este tipo de entrenamiento como “Spinning®”, pero no es el término correcto, es ahí dónde nos confundimos al escuchar que dicen:”Indoor Cycling” cuándo en realidad este es el nombre común de la actividad.

Entonces ya sabes, si quieres sonar como todo un conocedor y para que se pueda expandir el nombre correcto de esta apasionante actividad física, lo mejor es: ¡Llamar las cosas por su nombre!

Te invito a una clase de prueba de Indoor Cycling en Interactive Fitness Center, estoy segura que después no te querrás bajar de la bicicleta.

Si quieres más información no dudes en contactarnos ya sea por nuestro inbox en Facebook, o a los teléfonos: 2288-7497 / 8549-8093.

Nos encontramos pronto.

Besos, :*

Marce.

pushups-in-cycling-class

 

¡Para los amantes del pescado!

¡A Interactive Fitness Center llega de todo! Vegetarianos, o los que sólo no comen carnes rojas, los que no comen pescado, los que no comen pollo, los que no consumen lácteos, en fin… tenemos de todos los gustos. Y es que eso es lo bonito de tener la oportunidad de trabajar con diferentes tipos de personas, con necesidades y preferencias diferentes.

En mi blog he compartido recetas para todos, bajas en azúcar, sin gluten, vegetarianas, etc. Entonces una amiga compartió conmigo una receta saludable apenas para estos días de Semana Santa, dónde muchos por religión no consumen carnes rojas, y el pescados es protagonista en gran parte de los menús de las familias.

Según me dice ella es deliciosa, no la puedo probar porque cómo ustedes saben llevo una dieta vegetariana desde hace muchos años, pero quiero complacer a mis clientes, amigos y seguidores que gustan del pescado, compartiendo esta receta.

Atún fresco con alcaparras y limón. 

¿Qué necesitas?

¡Fácil! Con tan solo 6 ingredientes lograrás lucirte para el almuerzo o la cena.

Las cantidades de esta receta son para una porción.

  • Medallón de atún fresco.
  • Alcaparras.
  • Limón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

El atún es fuente rica de Omega 3 y es ideal para bajar el colesterol malo.

¡Manos al atún!

Calienta un sartén, aparte unta de aceite de oliva al medallón de atún, no agregues el aceite al sartén. Agrégales sal y pimienta a tu gusto, preferiblemente sal gruesa que es más saludable que la sal refinada.

Aparte puedes combinar en un tazoncito unas dos cucharaditas de alcaparras con el jugo de medio limón y reserva.

Ya con el sartén caliente, pon el medallón de atún, unos 3 minutos por cada lado, la idea es que quede medio rojito en el medio.

Una vez que lo cocinaste por ambos lados agrega la mezcla de limón y alcaparras y deja que se combinen con el atún por un par de minutos con el fuego bajo.

¡Y listo!

Puedes acompañarlo con ensalada o vegetales.

¿Qué te parece?

Si te animas a hacerla me encantaría que la compartieras en nuestro Facebook.

¡Provecho!

Besos,

Marce.

atuningatun

¡No serás Hulk, pero sí La Mujer Maravilla!

20160307193037

Ya lo dice John Gray… “Las mujeres son de Venus y los hombres de Marte”, y es que el autor de este libro no estaba para nada equivocado, de verdad parece ser que somos de planetas diferentes, tanto así que hasta en el gimnasio somos mundos apartes.

Por un tema de Evolución para nosotras las mujeres siempre es más difícil perder peso y aumentar masa muscular, nuestro metabolismo y nuestras hormonas que siempre son protagonistas para bien o para mal en cuanto a cambios en nuestro sistema se trata. Las mujeres fueron diseñadas con más grasa para poder tener reservas y alimentar a sus hijos, mientras que los hombres tenían más masa muscular, lo que les daba fuerza para ir de cacería y llevar sustento a su hogar. Pero al parecer después de miles de años la Evolución no nos hizo cambiar tanto y seguimos acumulando esa grasa que tanto nos molesta.

Puedes empezar a realizar cualquier actividad física, ya sea correr, nadar, andar en bicicleta o ir al gimnasio, que nunca vas a poder comparar los resultados obtenidos en un tiempo determinado si te comparas con un hombre.

Pero… ¿Y entonces, como logro ganar masa muscular? Te preguntarás… y la respuesta es sencilla: ¡Pesas! Muchas mujeres tienen un miedo increíble y casi irracional a esta palabra, porque piensan que al alzar pesas se van a convertir en la versión femenina de “Hulk” , y no es así. Al tener nosotras fibras musculares más pequeñas que las de los hombres, el trabajo de fuerza es súper importante e ideal si quieres ver resultados en un periodo más corto de tiempo.

Te doy 5 razones por las cuales las pesas son las aliadas perfectas:

  1. Acelera tu metabolismo: entre más masa muscular tengas, más aceleras tu metabolismo, por lo que perderás grasa más rápidamente.
  2. ¡Bienvenidas las curvas!: conforme vas quemando grasa y ganando músculo, tu cuerpo se empieza a moldear, haciéndose notar ese cuerpo curvilíneo que tanto te gustaría tener.
  3. Huesos fuertes: la osteoporosis es una horrible enfermedad que afecta en mayor parte a las mujeres, y se ha comprobado que al levantar carga pesada con regularidad se puede incrementar la densidad ósea y así prevenir la osteoporosis.
  4. No serás Hulk, pero sí la Mujer Maravilla: al tener músculos fuertes ya no necesitarás de un hombre para que te ayude a mover ese mueble tan pesado, ya podrás hacerlo tu solita.
  5. Fuerte por fuera y por dentro: la fuerza que puedas desarrollar gracias a tus músculos te hará una mujer más segura de si misma, sea porque ganas independencia o por lo guapa que luces con la “nueva tu”.

¿Qué dices? ¿Te convencí de iniciar tu entrenamiento con pesas?

Si es así, entonces aprovecha este mes de marzo que tenemos en Interactive Fitness Center la matrícula gratis y únete al mejor equipo de entrenadores.

¡Nos encontramos pronto!

Besos,

Marce.

 

 

¡Adiós pancita! 5 alimentos para quemar grasa abdominal

Tener cuadritos es el sueño fitness de más de uno, pero el área abdominal es una de las partes del cuerpo más duras de trabajar y dónde cuesta un poquito más de tiempo en verse los resultados esperados.

Como siempre lo he dicho: ¡Nada se consigue milagrosamente! Por eso para ver los resultados deseados tienes que entrenar mucho, con constancia, disciplina, compromiso, y si quieres tener un “six pack” en tu abdomen entonces tienes que agregarle a tu rutina mucha paciencia. 🙂

Aquí te dejo 5 alimentos que por sus propiedades son geniales para ayudarte a quemar esa grasa focalizada en tu pancita de la que taaaaaanto te quieres deshacer. ¡A tomar nota!

  1. Manzana: la manzana es una fruta rica en vitamina C, flavonoides y beta caroteno. Los nutricionistas recomiendan comer una o dos al día si lo que buscas es quemar grasa. Puedes comértelas enteras o bien, las puedes combinar con alguna otra fruta o vegetal de esta lista en un delicioso jugo. ¿Te apetece? manzanas
  2. Apio: es conocido como el ayudante perfecto en la pérdida de peso. El apio posee un alto contenido de vitamina C y calcio. Lo bueno del apio es que es muy versátil, puedes comerlo crudo o cocido y su sabor siempre es delicioso. apio-v
  3. Banano: dependiendo de su tamaño el banano puede llegar a tener entre 70 y 130         calorías, por lo que es muy acertado comer uno como merienda. Es una fruta muy sustanciosa, es rica en potasio, magnesio, calcio y vitaminas. En Costa Rica disfrutamos de todo el año de esta maravillosa fruta. ¡Aprovéchala! banano-uraba.jpg
  4. Aguacate: existe una creencia de que el aguacate engorda, lo cual no es cierto. El aguacate posee ácido oleico, que es un elemento que nos permite retrasar la sensación de hambre y además es rico en fibra lo cual ayuda montones a conseguir un vientre plano. La idea de comerlo es aprovechar que nos brinda esa sensación de saciedad, pero no es recomendable abusar de su consumo si tienes como objetivo quemar grasa.n_izq_pasiones_belleza_pura_aguacate
  5. Tomate: pocos son las verduras que se pueden combinar y mezclar con lo que sea, y es que el tomate es privilegiado en hacer esto posible. Lo podemos comer crudo, cocido, en jugos, en salsas… en fin de múltiples formas. El tomate reduce la acumulación de lípidos en la sangre, entonces actúa como depurador de grasa. ¡A comer mucho tomate! Tomates.jpg

 

¿Y entonces? ¿Ya te decidiste por agregar estos 5 deliciosos ingredientes a tus comidas?

Espera en mi próxima entrada ejercicios para ayudarte a lograr ese abdomen marcado, tonificado y envidiable.

Nos encontramos pronto.

Besos,

Marce.

¿Cómo puedo bajar mi grasa corporal?

YOUR GUIDE TO ORGANICS ONLINE (1)

Siempre he pensado que tener un aspecto físico saludable es importante, ya que causamos buenas impresiones a quienes nos rodean, además de que nos hace sentir felices con nosotros mismos.

Muchas personas al hacer dietas o ejercicio solo se preocupan por la pérdida de peso, ignorando por completo sus niveles de grasa corporal. El estar delgados no es en lo absoluto sinónimo de buena salud. ¿Porqué? Porque podríamos tener los índices de grasa corporal más altos de lo normal sin darnos cuenta.

Claramente nuestro organismo requiere de esta grasa para mantenerse saludable y en perfectas condiciones, ya que es la que permite regular la temperatura corporal, aporta energía y funciona para proteger y aislar a los órganos como si fuese un colchón, además en el caso de las mujeres la grasa corporal es vital en la producción de hormonas. El porcentaje saludable en hombres debe ser del 8% al 19%, y en mujeres del 11% al 21%.

¿Qué debemos evitar? 

Para evitar que los niveles de grasa corporal suban es necesario dejar de consumir alimentos que inducen y elevan estos niveles.

Grasas saturadas: son grasas de origen animal y pueden aumentar los niveles de colesterol malo y por ende diminuir los de colesterol bueno. Como por ejemplo: mantequilla, natilla, crema dulce, tocineta, la piel del pollo, embutidos, etc.

  1. Grasas trans:estas grasas tienen el mismo efecto negativo que las saturadas, pero además de eso se les vincula con el aumento de riesgo de diabetes, enfermedades  cardiovasculares, obesidad, entre otros. Esta grasa se almacena como grasa abdominal, o sea… ¡La odiada “pancita”! Así que dile NO a estos alimentos: galletas,   frituras, repostería, donas, snacks.
  2. Harinas refinadas: este grupo de alimentos es el que con más razón se debe evitar, ya  que no solo aumenta los niveles de grasa corporal sino que además provocan picos altos en los niveles de glucosa e insulina. Evita a toda costa: arroz blanco, pan blanco, pasta, papa, yuca, tortillas de trigo, galletas, repostería, dulces, etc.
  3. Azúcar: ¡La reina de todos los males! ¿Cuántas enfermedades se ven relacionadas con  el consumo del azúcar? ¡Cientos! Evita el azúcar refinado y los productos derivados de  ella.

¿Qué debes consumir para mantener una grasa corporal saludable? 

  1. Proteína magra:son todas aquellas fuentes de proteínas con cantidades de grasa  saludables. Como el huevo, pechuga de pollo sin piel, carnes bajas en grasa, pescados  y mariscos, quesos bajos en grasa, embutidos 98% libres de grasa, lácteos descremados, proteína de soya ó productos a base de soya bajos en grasa (batidos, tofu, semillas, leche, yogurt).
  2. Acidos grasos esenciales: busca los alimentos donde estén presentes el Omega 3 y 6, como por ejemplo: pescados de color (salmón, trucha, sardinas, atún,  macarela, aceite de lino, soya y canola, semillas de linaza, nueces en general, huevos, también alimentos fortificados como galletas integrales, cereales, leche.
  3. Picolinato de cromo: es un derivado del cromo (mineral) y ácido picolínico. Se vende como un suplemento en tiendas especializadas. Ayuda a controlar el apetito, disminuye la ansiedad, aumenta el metabolismo y previene la pérdida de masa muscular. Generalmente la dosis recomendada es aproximadamente 400 mcg al día. Puedes encontrarlo en las tiendas de GNC.

Cómo siempre ten presente que para disfrutar de una vida plena, saludable, libre de dolencias y enfermedades, el ejercicio de la mano con todos estos consejos alimenticios son esenciales para lograrlo.

Si tienes consultas, dudas, o simplemente quieres comentar o compartir esta entrada en mi blog siéntete libre de hacerlo.

¡Nos encontramos muy pronto!

Besos, :*

Marce.

 

Ejercicios con banda elástica – Glúteos

Glúteos

Este ejercicio es ideal para tener unos glúteos firmes como siempre habías querido. ¡A darle duro con la banda!

Vamos paso a paso:

1. Acuéstate boca arriba con el abdomen bien contraído y las piernas estiradas.

2. Sujeta cada extremo de la banda con una mano y coloca un pie en la parte media de la banda.

3. Sin soltar la banda, pega los codos al suelo y no los separes durante toda la serie, deja los brazos a 90º y no cambies la posición durante el ejercicio.

4. Seguidamente flexiona la pierna en la que colocaste la banda y sin que las manos suelten la banda ni se muevan vuelve a estirar la pierna, llevándola a unos 45º.

5. Mientras alargas la pierna eleva el glúteo del suelo.

6. Vuelve a flexionar la rodilla bajando el glúteo al suelo.

Realízalo unas 20 veces.

¿Te animas? ¡Mucha suerte!

Besos,

Marce. 😉