¡La mora te enamora… y te desintoxica!

Batido detox con

¡Y vamos por más salud!

Nuestro batido “Pacifico” lleva albahaca que ha sido una hierba usada para tranquilizar los nervios, gracias a sus efectos sedantes, los cuales ayudan a relajar el sistema nervioso y a disminuir el estrés tiene propiedades digestivas, calmantes y cicatrizantes.

Las moras contienen numerosas vitaminas como las vitaminas A, C, E, K y el ácido fólico

La leche de almendras por su lado es totalmente natural, vegetal y equilibrada no contiene lactosa, glúten o colesterol, contiene un nivel de fibra soluble e insoluble que protege la pared del intestino y reduce los niveles de colesterol.

Batido Pacífico

10 hojas de albahaca

¼ zuchinni pelado

1 cucharadita de semillas de chía

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 taza de leche de almendra

1 taza de moras

1 cdta. de miel

Preparación:

  1. Licuar todos los ingredientes hasta conseguir la consistencia deseada.
  2. Servir inmediatamente.

¡Qué delicia, salud!

Besos,

Marce.

 

El azúcar… un dulce enemigo.

salud-humana-el-azucar-refinada-es-un-veneno

Yo renuncié al azúcar hace muchos años por una cuestión de salud, en el 2002 me diagnosticaron «Diabetes Tipo II» algo casi incomprensible porque mi vida deportiva inició en 1990.

A partir de ese momento hubo un antes y un después en mi vida, en lugar de hundirme en lamentos, elegí vivir un estilo de vida más saludable, renuncié a todo aquello que pudiera perjudicar mi salud, como el azúcar, el chocolate, jugos procesados, además limité mi consumo de carbohidratos y frutas con alto contenido en azúcar, y por supuesto inicié mi tratamiento como persona insulino – dependiente.

Al cabo de 6 meses, mi glucosa en sangre se había estabilizado y pasé a tomar una pastilla de Diamicron Unidosis, no fallé ni un sólo día a mi estilo de vida saludable, tanto a nivel alimenticio como en mi práctica del deporte.

Con exámenes semestrales de sangre, sorprendentemente en el 2009 después de dos embarazos que no llegaron a buen puerto, mis médicos analizan mi caso y toman la decisión de suspender mi tratamiento médico porque finalmente había logrado estabilizar la glucosa.

Hasta el día de hoy me considero afortunada por haber tenido la fuerza de voluntad necesaria para renunciar a un dulce enemigo y ser hoy una persona sana, con gran vitalidad y amante del deporte.

Lastimosamente desde pequeños estamos más que acostumbrados a consumir azúcar en todo; que en los postres, jugos, queques y peor si nos invitaban a una fiesta y había piñata… ¡Eran toneladas de azúcar para «disfrutar» por semanas y uno como niño era feliz! Pero bueno, a esa edad si no era porque los papás dijeran lo contrario, era más que normal consumir azúcar en lo que fuera.

Una cucharadita pequeña de azúcar tiene aproximadamente 16 calorías, pero… ¿Qué son 16 calorías? ¡Humm! No es tanto en este caso el contenido calórico lo que debemos tomar en cuenta, en realidad es que el azúcar es tan adictiva como una droga, y provoca estragos en nuestro organismo que ignoramos por falta de información al respecto.

El azúcar hace que el sistema inmunológico se debilite por al rededor de 6 horas, lo que nos deja vulnerables a contraer virus y bacterias nocivas para nuestra salud.

Además el azúcar reduce las ganas de comer alimentos nutritivos como las verduras por ejemplo, lo que puede resultar en carencias nutricionales y ya te imaginarás las consecuencias.

Se dice que el consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que por desgracia cada día afectan a más personas en nuestra sociedad, como la diabetes, hipertensión, obesidad, Alzheimer, el cáncer. Y en el caso de nosotras las mujeres si consumimos azúcar en gran cantidad es muy probable que suframos de trastornos molestos como el Síndrome Pre Menstrual.

He visto mucha publicidad en radio y televisión aduciendo que: «el azúcar es buena» y que «la necesitas»… ¡Pues claro que sí! Pero la que necesitamos es el azúcar natural (fructuosa) que obtenemos bondadosamente de las frutas, no es el caso del azúcar blanco refinado que no contiene ninguna de las vitaminas o minerales que nuestro cuerpo necesita. En pocas palabras: el azúcar como lo tienes en la despensa no te aporta nada desde el punto de vista nutricional, todo lo opuesto.

Ahora bien… Me dirás: «No puedo dejar de endulzar mis bebidas y comidas ¿Cuál es la solución?».

Primero que todo, como lo dije en un post en Facebook: «el paladar a todo se acostumbra y muy rápido». Si no la puedes dejar de un sólo golpe, no te culpo, no es fácil, pero si por ejemplo utilizas 2 cucharaditas de azúcar en tu café, intenta la primer semana utilizar una y media, a la semana siguiente solo una cucharadita, la semana consecutiva media cucharadita y al final la dejarás por completo y tu paladar se habituará paulatinamente. ¡Parece una tortura lenta, pero funciona!

¡No utilices edulcorantes! En este caso puede funcionar el dicho que dice: «Es peor el remedio que la enfermedad» … ¿Porqué?  ¡Te cuento!

Sucralosa: esta es básicamente azúcar clorada. Por lo que es muy probable que al consumirla todavía tenga rastros de cloro. Muchos refrescos «light» utilizan este tipo de edulcorante. ¡Lee las etiquetas, es importante!

Sacarina: estudios han comprobado es que es altamente cancerígena. ¡Eliminada!

Aspartame: ¡Ay Dios! Este es el edulcorante más dañino de todos, asociado como causante de múltiples enfermedades y lo peor de todo es que de manera casi «silenciosa» está presente en la mayoría de productos «light».

Estos edulcorantes aunque digan que no tienen calorías, de igual manera te hacen ganar peso y son igual de dañinos que el azúcar refinada para las personas con diabetes.

Ahora vamos con los endulzantes naturales:

Fructuosa: para la industria productora de alimentos artificiales es muy fácil vender la idea de que utilizan fructuosa como endulzante. Pero no es la fructuosa natural de las frutas la que es uilizada, su proceso de utilización no es rentable. Entonces en su lugar utilizan un jarabe de fructuosa que es derivado del maíz que también pasa por un proceso de refinado químico, perdiendo todas las propiedades de la misma fructuosa. ¡Desechada también!

Miel de abeja: siempre y cuando sea casi que recolectada de la colmena puede ser un buen aliado para darle dulzor a tus comidas y bebidas… Pero si se trata de miel que ya viene envasada de manera industrial ya no vale. Esta ha pasado por un proceso de pasteurización que elimina del todo los beneficios que anteriormente podía tener.

Estevia o Stevia: lo viste en el Facebook de Interactive Fitness Center hace unos días. Yo sí recomiendo Stevia, porque es 100% natural, no aporta calorías, tiene propiedades antioxidantes, además de regular la diabetes y mejorar la circulación. La puedes encontrar en el supermercado en varias presentaciones, es económicamente accesible y te beneficia montones.

Miel de agave: al  igual que la Stevia tiene mi consentimiento de uso. Posee multiples beneficios, es baja en calorías, disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol. Además posee vitaminas A,B y C, tiene propiedades probióticas, es recomendado para personas con diabétes y celiácas (libre de gluten). Y también lo encuentas facilmente en los supermercados o macrobióticas.

Espero que esta información te haya servido para tomar una decisión y dejar de consumir azúcar.

¡Da el primer paso, es por tu salud, por tu bienestar!

Me cuentas si tienes dudas o si a lo mejor tienes una experiencia que compartir.

Nos encontramos muy pronto.

Besos,

Marce.

Batido verde #5: Albahaca+menta+melón+piña.

Untitled design

Un batido verde te llenará de energía y vitalidad, además de que son ricos en de vitaminas, minerales y nutrientes de toda clase. Y si de paso nos ayudan a limpiar nuestro organismo y perder unas libritas de más, creo que son una muy buena opción para que los incorpores en tu merienda. Nada más recuerda no sustituir ninguna comida principal con un batido verde.

Para el batido verde de hoy vamos a utilizar dos hojitas verdes que tienen sabores fuertes, pero no compiten entre si, por lo que los dos darán a tu batido ese «toque» original y de sabor único. Te hablo de la albahaca y la menta.

La albahaca estamos más habituados a usarla en nuestra cocina, y por influencia italiana, la utilizamos generalmente en ensaladas, pastas, bocadillos o sandwiches, pero… ¿La has tomado alguna vez?.

¡Vas a ver que este batido está delicioso!

La albahaca es rica en fibra, minerales tales como el hierro, magnesio, fósforo. potasio, zinc, sodio, selenio y manganeso. Tiene alto contenido de vitaminas del complejo B, ácido fólico, vitamina C, E, D y K. Se dice que la albahaca es «La reina de las hierbas» ¡Imagínate!

A este delicioso batido le vamos a agregar menta, que ya en un batido anterior la usamos y conocimos sus propiedades.

¡Es época de melón! Así que también lo aprovechamos antes de que sea más difícil encontrarlo. El melón es una fruta que por su consistencia es súper refrescante. Cómo beneficios podemos encontrar, que es rico en vitamina A, vitamina E que es un poderoso antioxidante, además actúa como laxante y diurético. El más común que encontramos en nuestro país es el de pulpa anaranjada que si optas por ésta variedad ten la certeza que estás consumiendo una alta cantidad de betacarotenos.

Y por último agregamos piña, que al igual que la menta ya la utilizamos en otro batido donde también hablamos de sus propiedades.

Ahora te digo las cantidades que necesitas para disfrutar de ésta delicia:

  • 1/2 taza de hojitas de albahaca fresca.
  • 1/2 taza de melón.
  • 1 rebanada de piña.
  • 1/4 de hojitas de menta.
  • 1 taza de agua.

¡Olvídate del azúcar y disfruta!

¿Has estado haciendo los batidos anteriores? ¡Espero que sí!

Nos encontramos muy pronto.

Besos,

Marce.

 

Batido verde #4: Perejil+papaya+zanahoria+naranja.

Untitled designDespués de la celebración del Día de la Madre, se que más de uno se portó mal con las comidas. Entiendo que fue un fin de semana especial donde a nuestra abuelita, mamá, tías, primas; no les podemos negar cada cosa que nos ofrecen. Y como dice el dicho: «Una vez al año no hace daño»…

Pero entonces ponte las pilas y anímate a hacer los jugos que he estado compartiendo, te sirven para no pecar entre comidas y más bien llevar a nuestro organismo muchas vitaminas, minerales y antioxidantes.

Entonces vamos a arrancar la semana con un delicioso batido verde que viene cargadísimo de bondades.

¿Empezamos?

Vamos a utilizar como hoja verde el perejil. Que es súper fácil de encontrar y baratísimo, además que ya te voy a contar todas las propiedades que tiene y que lo hace un vegetal importante para incorporar en nuestra dieta.

El perejil, tiene minerales como el calcio, boro, hierro, magnesio, potasio, fósforo, zinc y sodio. Vitaminas como la C, A, D, K, B12 están presentes, además de la tiamina, niacina, riboflavina y acido fólico. Excelente diurético, digestivo y laxante, Por siglos utilizado para combatir problemas molestos como el mal aliento.

A este batido le agregamos la papaya, que no puede faltar en nuestra alimentación habitual. Tiene una enzima llamada «papaína» que facilita la digestión delas proteínas de los alimentos.  Contiene mucha vitamina , que favorece la absorción del hierro. Es rica en fibra, vitamina A, betacarotenos y flavonoides.

Le adicionamos también zanahoria, que es un maravilloso tesoro para la salud por su riqueza en yodo y vitamina A. Por su alto contenido en betacarotenos parte de su nombre científico se deriva como tal «carota». Además es portadora de vitamina C y es una excelente fuente antioxidante.

Y ya por último y para darle el toque final a este batido le agregamos naranja. ¿Verdad que cuando pensamos en vitamina C se nos viene a la mente automáticamente una imagen de una naranja? Y es que tiene un alto contenido de ésta vitamina, pero además, la naranja contiene ácido fólico y minerales tales como calcio, fósforo, magnesio, y potasio.

¿Sabías que si consumimos diariamente una naranja, cubrimos las necesidades diarias de Vitamina C de nuestro organismo?

Para este batido puedes utilizar las siguientes cantidades:

  • 1 taza de perejil.
  • 1 naranja.
  • 1/2 taza de papaya.
  • 1 zanahoria.
  • 1/4 taza de agua.

¡Ya estás listo para darle energía a tu día!

¡Nos encontramos prontito!

Besos,

Marce.

 

Batido verde #3: Apio+manzana verde+piña.

Untitled design (5)¡Hoy tocó con apio!

Pareciera que las propiedades y beneficios del apio son infinitas. Cuando descubrí que el apio era portador de tantas bondades sinceramente me sorprendí.

¡Así que en ésta serie de batidos verdes el apio claramente no podía faltar!

Sus hojas son una fuente rica de vitamina A, antioxidantes flavonoides, como la zea-xantina, la luteína y el beta-caroteno. También rico en vitaminas vitales, incluyendo el ácido fólico, riboflavina, niacina y vitamina C, vitamina K. Contiene minerales como el potasio, sodio, calcio, manganeso y magnesio. Sus variados usos medicinales hacen que éste sea un complemento ideal en el tratamiento de múltiples enfermedades.

Como ya el apio tiene tantas vitaminas y minerales, no le vamos a robar el protagonismo combinándolo con más hojas verdes, por eso elegí la manzana verde y la piña.

En el caso de la manzana verde, bien es sabido que es una fuente rica en fibra, son una inagotable fuente de pectina, proteína, calcio, carbohidratos, sodio, magnesio, potasio, fósforo, zinc y hierro. Además de vitaminas A, B y C.

Si leíste la entrada de ayer pudiste ver los beneficios de la piña, de todas maneras te los dejo aquí.

Para hacer este rico batido necesitas:

  • 1 tallo de apio
  • 1 rodaja de piña fresca.
  • 1/2 manzana verde
  • 1 taza de agua
  • * Opcional puedes agregar una cucharadita de miel.

Recuerda que si en Facebook le das «me gusta» y compartes esta receta , quedas participando en una evaluación InBody completa. ¡Es genial!

¡Nos encontramos ya casi!

Besos,

Marce.

¡Comparte y gana una evaluación InBody completa!

jugos-verdes-para-adelgazar1-680x365

Cómo les comenté ayer en Facebook ésta semana quiero compartir con ustedes recetas de batidos o jugos verdes, en vista que están tan «de moda» y que a veces nos complicamos más de la cuenta a la hora de elegir que frutas o que vegetales incorporar para que nos quede rico, nutritivo y que cumplan una función en especifico.

También quise compartir estas recetas para que los consumas de manera prudente, ya que éstos batidos o jugos no deben de ser sustitutos de ninguna comida principal (desayuno, almuerzo y cena). Si bien es cierto por su color verde, son ricos en vitaminas, enzimas, nutrientes y antioxidantes, pero no tienen el contenido de proteínas que nuestro cuerpo necesita diariamente para llevar una dieta balanceada.

La idea es que puedas prepararlos en un «abrir y cerrar de ojos». Vas a ver que no te llevará más de cinco minutos hacerlos.

En esta ocasión se me ocurrió hacer una dinámica diferente para tener la oportunidad (gracias a ti) de llegar a muchas más personas que desean cambiar su estilo de vida, por una más saludable y necesitan de un «empujoncito» que yo estoy dispuesta a darles. 🙂

Entonces… ¿Qué hay que hacer?

¡Fácil! Entre todas las personas que le den «me gusta » y compartan en Facebook cada receta de manera pública y continua y sin fallar, a una de ellas que elegiré al azar le estaré obsequiando una evaluación InBody completamente gratis.

Con la evaluación InBody, podemos obtener una muestra de la proporción musculares, grasa segmentada, evaluación de estado físico, gasto calórico según actividades físicas, tasa de metabolismo basal, diagnostico obesidad y un análisis composición corporal. ¡Todo esto podría ser para ti!

¿Te parece si empezamos mañana?

Besos,

Marce.

Taquitos de lechuga a la griega… ¡Ummm!

queso-feta-hierbas-aceite-oliva

¿Cuantas veces te has propuesto bajar de peso y al cabo de unos días abandonas la lucha?

Ya sea para año nuevo (cómo es usual), para un evento especial, para tu boda, para un viaje; te cuidas los primeros días y de repente algo te tienta a pecar y dejas botada la batalla… ¿Te suena familiar?

Bueno, es por eso que quise compartir contigo todas estas recetas estos días atrás, para que te animaras a comer delicioso, variado, nutritivo y saludable todos los días y que con tu esfuerzo, voluntad, perseverancia y disciplina logres tus objetivos y llegues a tu peso ideal.

Ya hoy domingo comparto contigo la última receta de #MiRetoFitness. ¡Espero que te guste!

Tacos de lechuga a la griega… ¡Ummmm!

¿Qué necesitas?

  • Pechuga de pollo deshuesada y sin grasa.*
  • Lechuga.
  • Tomate.
  • Cebolla morada.
  • Queso feta con hierbas. (También lo usamos en ESTA receta).
  • Vinagre balsámico.

*En el caso de nosotros los vegetarianos podemos omitir el pollo y sustituirlo con carne de soya o similar.

Aderezo:

  • Yogurt natural griego de 125 gr. (Lo consigues en Automercado, MasxMenos o Wallmart).
  • Limón.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva extra virgen.

¿Cómo lo hacemos?

¡Fácil! Coloca en un sartén tipo parrilla la pechuga de pollo deshuesada, en tiritas gríllalas por unos minutos y agrega un chorrito de vinagre balsámico, ten cuidado de que no se te queme, son apenas unos minutitos. Seguidamente extiende una hoja de lechuga grande y coloca el pollo, junto con el tomate en cuadritos, la cebolla morada, y agrega el queso feta juntos con las aceitunas que ya trae el envase.

Para el aderezo coloca en un bowl el yogurt natural, y sin dejar de revolver agrega una cucharadita de aceite de oliva, una cucharada de limón y sazona con una pizca de sal y pimienta.

Agrega este aderezo a tu taco de lechuga y… ¡A comer se ha dicho!

Espero que las recetas te hayan sido de gran utilidad y las agregues a tu librito de recetas.

¿Me cuentas cómo te va y si te gustaron los taquitos?

¡Nos encontramos muy pronto!

Besos,

Marce. 

¡Con la boca hecha agua!

Pepino

¿Han visto que deliciosas han estado las recetas de sandwiches sin pan para bajar de peso?

Por lo menos a mi me han encantado, todas están llenas de sabor y de muchos nutrientes.  La de hoy ya es la penúltima de esta serie de recetas, que de verdad espero te animes a hacerlas y las disfrutes montones mientras comes saludablemente y te deshaces de esos kilitos de más de una vez por todas.

En ésta ocasión el protagonista es el pepino, que lo escogí para esta receta por sus múltiples beneficios y escaso contenido calórico que al igual que el zucchini su composición en agua es bastante alta; el pepino está compuesto por un 96% de agua, y no llega a las 20 calorías por 100 gramos. ¡Súper!

Cómo ya saben el pepino se ha utilizado por siglos en fines cosméticos, y no es para menos, es buenísimo para la piel, posee cualidades astringentes, antiinfalmatorias, refrescantes y es ideal para personas con el cutis graso. Pero como lo que buscamos es bajar de peso, te cuento que el pepino es excelente para la eliminación de retención de líquido, tiene propiedades laxantes (si se consume en grandes cantidades) y te ayuda a limpiar el intestino.

Esta receta es perfecta como merienda o como cena, ya que es súper liviana, vas a tener sensación de saciedad y cero pesadez.

¿Qué necesitas?

  • Pepino grande.
  • Queso blanco descremado bajo en grasa (rebanadas).
  • Pechuga de pavo light (rebanadas).
  • Mostaza.

¿Comenzamos?

¡Es re-fácil! El pepino va a jugar el papel de un pan tipo «baguette», si la cáscara te parece muy dura para morderlo así no más, puedes optar por pelarlo del todo o dejar espacios de cáscara intercalados. Córtalo de forma vertical a la mitad y quítale las semillas, ya que tienes las dos mitades coloca el queso, las rebanadas de pechuga de pavo y una cucharadita pequeñita de mostaza, sólo para acentuar el sabor y evitar usar otros aderezos con más grasa. No hace falta que le agregues sal y pimienta, pero si te gusta más, pues claro que puedes hacerlo.

¡Tengo la boca hecha agua! ¿Y tu?

¡Te espero mañana con la última receta de #MiRetoFitness!

Besos,

Marce.

¡El bondadoso zucchini!

zucchini

El zucchini es uno de los vegetales más bondadosos que puedes tener en tu cocina, ya que está compuesto por un 95% de agua, por lo que tiene una mínima de contenido calórico, lo que lo hace altamente beneficioso para tu organismo. Además es rico en potasio, fósforo, calcio y magnesio.

Para aprovechar mejor sus propiedades lo ideal es comerlo ya sea al vapor o semicrudo, tiene un sabor bastante aceptable si se come completamente crudo, pero en nuestra cocina no estamos acostumbrados a comerlo de esta forma.

¡Hoy voy a aprovecharme del bondadoso zucchini y lo hacemos a la parrilla!

¿Qué necesitas?

  • Zucchini grande y grueso.
  • Hongos o champiñones como quieras llamarlos.
  • Tomate.
  • Cebolla.
  • Queso feta o algún queso descremado y bajo en grasa. ¡Escoge tu favorito!
  • Aceite de oliva

¡Manos al zucchini!

Cómo todas las recetas de sandwich sin pan que he compartido hasta ahora están facilísimas, esta también. Entonces, corta los extremos del zucchini y con mucho cuidado corta rebanadas verticalmente para aprovechar el largo y ancho de este delicioso vegetal. Agrega un chorrito de aceite de oliva a cada rebanada y colócalas en un sartén tipo parrilla, bien caliente. Cocínalos por dos minutos (1 minuto de cada lado) y haz lo mismo con los hongos, el tomate y la cebolla.

Como te imaginarás el zucchini es el rey de la receta y es el que le roba el lugar al pan en el sandwich, entonces coloca una rebana y ve colocando los demás ingredientes sobre ésta en el orden que más se te antoje. Termina con una rebanada de zucchini.

Todos estos vegetales tienen mucho sabor, muchos líquidos, por lo que no hace falta colocar ningún tipo de aderezo, a lo mejor un poquito de aceite de oliva extra, una pizquita de sal y pimienta y… ¡Voilá!

¡Me cuentas cómo te va!

Nos vemos en la próxima receta.

Besos,

Marce.

¡

¡Un wrap para Popeye!

espinaca

En Costa Rica tenemos la ventaja de que por nuestro clima tropical podemos tener acceso a frutas, verduras, legumbres, etc; durante todo el año, con algunas excepciones por supuesto. Pero entonces aprovechémonos de esto y preparemos comida saludable todo el año, es por tu bien, tu cuerpo te lo agradecerá infinitamente.

Al igual que los sandwiches, estamos acostumbrados a comer los wraps con tortillas de harina, que dicho sea de paso no son tan calóricas como el pan, pero si las podemos reemplazar sería mucho mejor.

Hoy para #MiRetoFitness vamos a hacer unos wraps deliciosisimos y cargados de calcio y potasio gracias a uno de sus maravillosos ingredientes: ¡La espinaca! 

¿Vas al supermercado? ¡Apunta lo que necesitas!

  • Espinaca.
  • Tomate.
  • Chile dulce.
  • Queso feta con hierbas. (Lo encuentras en el Automercado, donde están las aceitunas, alcaparras, etc.)
  • Lonjas de pechuga de pavo light.
  • Papel encerado o de cebolla. (Sólo para ayudarte a envolver el wrap).

¡Acción!

Extiende una pieza de papel encerado o de cebolla (como de 20×20 cm aproximadamente), extiende sobre el hasta cubrirlo las lonjas de pechuga de pavo light , luego una capa de espinacas, agrega unas rodajas de tomate muy finas, y algunas rodajas de chile dulce. Por último agrega el queso feta (escúrrelo un poquito). Éste queso ya viene condimentado por lo que no hace falta agregarle nada más.  Con mucho cuidado envuelve el wrap con la ayuda del papel encerado y ya puedes empezar a disfrutarlo.

Si te gustó ésta nueva receta de #MiRetoFitness no dudes en comentarla y compartirla.

¡Nos encontramos en la próxima!

Besos,

Marce.