¡Los magníficos ejercicios de Kegel!

Untitled design (24)

En la época de 1940 el Doctor Arnold Kegel, desarrolló una serie de ejercicios con el fin de ejercitar y fortalecer los músculos pélvicos, para ayudar a resolver el problema de la incontinencia urinaria. Los ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico, de forma repetida para incrementar la fuerza y la resistencia de éstos músculos.

¿Porqué debes de hacer los ejercicios de Kegel?

Cómo me imagino que ya sabes o ya te lo han comentado, durante el embarazo debido al peso del bebé sobre tu vejiga, es posible que vayas a experimentar incontinencia urinaria, y es que puede sucederte con acciones tan sencillas como reír o toser, porque el suelo pélvico se debilita por el peso del bebé y hace que esto te suceda.

Si estás embarazada es bueno que sepas que la incontinencia urinaria te puede suceder por varias razones:

  • Embarazo: el peso del útero descansa sobre estos músculos pélvicos.
  • Parto: al pasar el bebé a través del canal del parto.
  • Posparto: cómo quieres volver rápidamente a recuperar tu figura es posible que al ejercitar tus abdominales, realizar saltos o practicar ciertos deportes en especial los de alto impacto.

¿En qué te benefician durante el embarazo?

Los ejercicios de Kegel durante el embarazo a parte de ayudarte con el tema de la molesta incontinencia urinaria, también te ayudará a evitar que padezcas de hemorroides ya que mejoran la circulación de la zona rectal, reduce el riesgo de desgarros durante el parto ya que fortalecen los músculos de la zona, además te ayudará a regresar a la normalidad después del parto y facilitará que al toser o reír ya no tengas pérdida de orina. Y por si fuera poco te ayudan a incrementar tu placer sexual durante y después de tu embarazo. ¡Son muchos los beneficios!

Lo recomendable es que dediques un ratito de tu tiempo al día para que puedas practicar ésos ejercicios, pero recuerda lo que les digo siempre: La disciplina y la constancia son decisivas a la hora de ver resultados, por eso es importante que te comprometas a hacerlos.

Paso a paso:

Si nunca has tenido una experiencia previa con estos ejercicios entonces tienes que empezar despacio, relajada y tranquila. ¡Te doy uno a uno los pasos a seguir para que empieces cuánto antes!

  1. Asegúrate de haber orinado previamente y que tu vejiga esté vacía.
  2. Contrae suavemente los músculos de la vagina durante 3 segundos y relaja. Haz 25 repeticiones.
  3. Imagina que se sujetas algo con tu vagina, sostenlo durante 3 segundos y relaja. Haz 10 repeticiones.

Sería genial que lo hicieras al menos tres veces al día.

Si tienes dudas al respecto, por favor no dudes en hacérmelas saber. ¡Yo estaría feliz de poder ayudarte!

¡Me cuentas cómo te fue!

Y recuerda compartir éste artículo, a alguna embarazada aparte de ti le ayudará montones.

¡Nos encontramos muy pronto!

Besos,

Marce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s